domingo, 14 de mayo de 2017

Puente de Mayo

El avión de Airfrance recorre la pista Charles de Gaulle de Paris. Por fin estoy acomodado en este espacio futurista de la clase Bussines. 
Había circulación en la A1 para llegar al aeropuerto desde la Rue Renoir en Saint-Denis. Es 24 de abril y llevo 10 días frenéticos con el planteamiento de las nuevas estrategias de marketing. En mi cabeza multitud de fotos lemas y frases comerciales...el Airbus A321 inicia el despegue. Estamos en el aire; reclino mi asiento. El cansancio me vence. Miro el reloj: las 21:08.
Me despierta un suave golpe seco y oigo la megafonía que informa estamos aterrizando en Barcelona: son las 22:40. En la terminal, el coche de empresa me espera, con Santiago al volante.
Durante el trayecto a Barcelona me llega un correo de Sara donde me confirma disponemos de alojamiento en el Parador de Plasencia para el puente de mayo; además, me incluye dos empresas y sus contactos que me pueden organizar actividades. Este puente es una buena ocasión para tener cuatro días de convivencia con los delegados de zona.
Desde el Tablet envío sendos correos a las empresas de actividades, para que me hagan propuestas de experiencias posibles para los 4 días, pidiendo disculpas por la premura de tiempo.

Las dos empresas me contestan con ideas interesantes. Carlos, de Conyegar, me propone una solución completa para acompañarnos el sábado y el lunes, indicándome posibilidades para el domingo y la vuelta del martes. Este planteamiento es el que más se ajusta a lo que necesito. Mediante actividades en la comarca de la Vera de senderismo interpretado y paseo en 4x4 combinados, conoceremos el entorno, la gastronomía y un poco de la historia y leyendas del lugar.

El sábado a primera hora nos recoge en Jaraiz de la Vera en una furgoneta de ocho plazas. Nos dirigimos al Cementerio Alemán situado en la carretera que va de Cuacos al Monasterio de Yuste. El sitio está perfectamente señalizado y es fácil de encontrar, el valor añadido de nuestra visita con acompañante guía, surge al escuchar los relatos que rodean el origen del cementerio y la de varios de los soldados enterrados allí. La documentación de Carlos y su implicación en la narración, nos sumergen en varias historias de los que allí descansan.
Tumba cementerio alemán
Acabo de bajar del Ave en la estación Sants de Barcelona. Santiago me hace una seña en el hall de la estación y me dirige hacia el aparcamiento donde está el vehículo de empresa. Durante el trayecto al aeropuerto me viene el recuerdo de la visita al chozo de cabreros, el paseo por varios pueblos que son conjunto histórico-artístico, aquella caldereta de cabra saboreada en un robledal con manto de helechos, la singularidad de las gargantas tan características de la comarca, hasta llegar a aquella vista sobre el Tajo, desde el mirador del Parque de Monfragüe.
Monfragüe, El Tajo
Las leyendas e historias de la comarca, las puedo recordar leyendo el blog que Carlos va alimentando con sus experiencias e investigaciones.

------------------------------------------
Turismo cultural activo, con la sensibilidad de una empresa familiar extremeña: Conyegar.


viernes, 14 de abril de 2017

Un dia de semana santa

Hola, somos Ana y Javier; tenemos tres hijos de 4, 7 y 10 años.
Hemos visitado ya varias veces la comarca de la vera y nos gusta conectar con experiencias en la zona. En anteriores ocasiones hemos contratado un paseo en piragua y una actividad en un parque de aventura en los árboles, que nos dejaron muy satisfechos.
En esta ocasión hemos encontrado una opción diferente pues el responsable de la empresa con la que hemos hablado (Carlos) nos dice que es, turismo cultural activo, término que no habíamos escuchado anteriormente.
Nos comenta Carlos que es una fusión entre turismo guiado y senderismo interpretado que aplica en sus paseos por la comarca; estos paseos pueden ser en bici, andando, o en 4x4.
Independientemente del medio, siempre va un acompañante guía que explica el entorno, incluyendo en sus explicaciones tanto la descripción de la naturaleza como la etnografía del lugar.
Esta descripción nos despierta la curiosidad y solicitamos nos envíe por correo electrónico detalles de un paseo de senderismo, para realizar con nuestros tres hijos.
Esa misma tarde recibimos un c-e con los detalles del paseo que se desarrolla por un bosque de robles con abundancia de musgos y líquenes; el paseo culmina con una comida basada en recetas tradicionales de la comarca y en un lugar singular: un chozo de cabreros (chozo: vivienda típica que empleaban los cabreros de la sierra cuando subían sus rebaños a las cotas más altas en las épocas veraniegas).
Nos acompaña la información con fotos, consejos de equipamiento y un programa con el horario aproximado de la jornada.
Decir que se cumplieron nuestras expectativas suficientemente. El recorrido fue adecuado en distancia y desniveles para nuestros hijos, disfrutando ellos de forma expresa al cruzar una de las características gargantas de la comarca. Durante el camino fuimos observando las distintas variedades de árboles y plantas, levantando especial atención de los pequeños los escarabajos, hormigas y los toros de sol, que encontramos por el camino.
La comida en la sierra al lado del chozo nos proporcionó una experiencia que complementaba perfectamente el día; el postre a base de biscuit de pomelo, un triunfo para todos.
------------------------------------------
Turismo cultural activo, con la sensibilidad de una empresa familiar extremeña: Conyegar.



Senderismo Interpretado en familia


martes, 14 de marzo de 2017

Ruta puente Olvidado (Parte II)

He llegado a las tierras que trabajó padre. Está todo cercado. Me cuesta situarme y reencontrar las referencias que permanecen nebulosas en mi recuerdo.
Pregunto a unos hombres que veo llevando vacas si conocen la casa de Paulino el "menguas".
"¿Que tú eres el muchacho del menguas?", dice gritando el hombre más mayor mirándome de arriba abajo, "espera que llame a mi Juliana que te vea... ¡coño!, no se lo va a creel; se aleja presuroso y, de improviso, se vuelve bruscamente gritando: "¡echa un ojo a la casa de tu padre que es esa de ahí donde guardamos las vacas!"
Señala en mi espalda; me vuelvo y veo la edificación que fue mi hogar, muy abandonada, pero con la estructura tal cual la recordaba.
Me quedo mirando...
desde esa casa, mi hermana y yo salíamos todas las mañanas a las 7:30 hacia el pueblo, por el camino que utilizaba padre para salir con las bestias a labrar los olivos. Nosotros lo abandonábamos en la segunda curva, tomando una vereda de cabras a la izquierda del mismo, que pronto remontaba hacia el pueblo por la rivera izquierda de la garganta, andando nosotros a contracorriente.
Caminábamos rodeados de robles y, acariciando nuestras pantorrillas los frondosos helechos protagonistas del sotobosque de la comarca, que tan marcado quedó siempre en mi recuerdo unido al día que decidimos bajar al "puente olvidado".
- "Pedro, padre nos tiene dicho que no pasemos por ahí"
- "Hermana, vamos y verás como viene de cargada la garganta, después de las lluvias"
Subimos por el sendero embarrado y nos tumbamos en la plataforma superior,apoyándonos en el borde descarnado donde debía estar el pretil. ¿ves hermana que espectacular; como bajan las aguas? mira la profundidad debajo del puente, debe ser de tres metros, por lo menos.
El giro de mi hermana bajando la cabeza; el desgarro de un sillar debajo de ella y la caída de su cuerpo por el aire, son la pesadilla que permanece en mi pensamiento.
Mi padre determinó que debía estudiar fuera del pueblo a principios de los años 50.
Primero Plasencia y Salamanca fueron mis destinos en los siguientes 9 años; l
a Barreiros, la Chrysler, la Renault y actualmente la Matra, fueron mis siguientes destinos.
Madre me dice que padre estaba muy orgulloso de su hijo Ingeniero Industrial. Dejó su cayado en la base del arco del puente de la rivera izquierda, dos días antes de echarse en su cama, para ya no levantarse por su pie.
Una voz fuerte a mi espalda rompe el pensamiento: "¡Pero si es Pedrito, mi Pedrito!, ven pacá muchacho; ¡pero si estás hecho un mozo! Eso sí, estás escuchimizao, ¿es que no tiès pa comer? ¿pa cuanto estás por aquí? ¿te quedarás a comer? tengo las sopas de tomate que tanto tan gustao siempre... 
-"Gracias Juana, de verdad; voy a comer con mi madre al pueblo"
----------------------------
Conoce lugares de experiencias en Extremadura.
Turismo guiado y senderismo interpretado, con la sensibilidad de una empresa familiar extremeña: contacta con Conyegar.


martes, 14 de febrero de 2017

Ruta puente olvidado (parte I)

Estamos a mediados de febrero, recién cumplido un lustro el siglo XXI.
Mi Saab 93 circula con suavidad por la A5. Voy camino de mis orígenes. Vengo a recordar el lugar de mi llegada a este mundo, y de mis experiencias en, Extremadura.
Nací hace ya 63 años en una casa de sólidos muros de piedra de granito, completada con ladrillos de adobe. Recuerdo las oscuras vigas de madera, nada más entrar en la sala principal, sustento de unas planchas de madera claveteadas donde reposaban las tejas.
Aquellas gruesas vigas que servían de perchero para los aperos domésticos y de labranza, despertaban mi curiosidad sobre como llegaron hasta allí. ¿Cuantos hombres y con qué fortaleza habrían sido necesarios para colocarlas? Ese misterioso pensamiento me acompañaba normalmente antes de conciliar el sueño.
Estancia, dormitorios
La casa era parte de una finca en la que mis padres, como medieros, vivían cuidando ganado vacuno, trabajando una parcela de olivos y cultivando un pequeño huerto. La vivienda tenía tres estancias. La sala de entrada que es donde estaba el hogar en el fondo de la misma hacia el muro posterior de entrada. A su derecha, dos salas comunicadas entre sí y separadas por un fino tabique realizado con ladrillos de adobe de fabricación casera. El paso entre las estancias lo permitía un vano rematado en su dintel con una rama de fresno que sustentaba una gruesa tela a modo de puerta. De estas dos, la estancia más grande y cercana a la puerta de entrada era donde dormían mis padres con la cama del pequeño. Mi hermana y yo compartíamos la estancia orientada al norte, donde disponíamos, eso sí, de una ventana más amplia que el ventanuco de la habitación de mis padres.
Nuestra vivienda se prolongaba a su derecha con una cuadra donde estaban la mula y el mulo, animales muy queridos por mi padre que los trataba como compañeros de fatiga. Tardé muchos años en entender una frase que me decía mirándolos con cierta resignación: "te digan lo que te digan, estos son inteligentes: saben que es época de trabajar, no de hablar ni otras zarandajas de hoy día." Creo recordar que tendría unos 7 años, cuando se la oí por primera vez. Era febrero, porque acababa de ser carnaval y, al poco, fue cuando descubrimos mi hermana y yo el puente olvidado.
(sigue parte II y fin)
Revive experiencias en Extremadura.
Turismo guiado y senderismo interpretado, con la sensibilidad de una empresa familiar extremeña: contacta con Conyegar.

Vivienda de medieros en Extremadura






sábado, 14 de enero de 2017

Año nuevo, turismo sostenible

2017 es el año del turismo sostenible.
La pregunta es: ¿qué es el turismo sostenible?
La definición de la Organización Mundial del Turismo, dice: El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas.
Es decir el turismo sostenible esta imbricado con el desarrollo sostenible: debemos usar nuestros recursos actuales sin poner en peligro que los puedan disfrutar las generaciones  venideras.
Hay un principio que hay que tener siempre presente en nuestro día a día: todos los recursos son finitos.
Esto que es algo evidente, pero no siempre se está presente. Es responsabilidad de los que tratamos con público el señalarlo para alertar sobre la utilización moderada de todos los recursos.
Mi padre, a las puertas de ser centenario y educado en una economía de guerra, siempre nos ha repetido a los hijos la frase, "usar pero no abusar".
Es el núcleo del concepto de toda filosofía sostenible.

Todos los que estamos relacionados con actividades de turismo, tenemos que definirnos las limitaciones de los medios naturales y materiales que forman parte de nuestras experiencias orientadas al viajero.
En realidad funcionar con idea de Vida Sostenible, no es más que aplicar el saber popular de la economía rural. A ningún pastor se le ocurre sacrificar todo el ganado para comer, por muchos invitados que tenga y todo agricultor sabe que la técnica del barbecho le reporta estabilidad en sus cultivos a largo plazo.
Pongámonos serios y no tratemos de obtener más producción que la que nos permite el uso racional de nuestro entorno. Es más dejemos bien delimitados lo espacios para los grandes parques temáticos y de ocio, preservando las experiencias personalizadas para pequeños grupos con un uso moderado de las mismas. De esta forma conseguiremos que los hijos de nuestros hijos, puedan disfrutar de experiencias similares a las que que nosotros podemos disfrutar actualmente.

Quizás, en este caso, el antónimo es más claro: luchemos contra el turismo insostenible.

Turismo sostenible

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Formas de viajar, otro enfoque

Cuando escuchamos la frase "formas de viajar", normalmente está referida a los medios que vamos a elegir para viajar y dormir en nuestra ruta. No es el caso de este post.
Voy a comentar las posibles disposiciones mentales con la que afrontamos nuestra forma de viajar.
Es lo que yo clasifico con tres palabras que diferencian el viaje: Estar, pasar,  o conocer.
Veamos el significado de las palabras según la R.A.E.:
  • Estar: Dicho de una persona o de una cosa: Existir, hallarse en este o aquel lugar, situación, condición o modo actual de ser
  • Pasar: Llevar, conducir de un lugar a otro. Mudar, trasladar a otro lugar, Cruzar de una parte a otra.
  • Conocer: Averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas
Según la cultura e inquietud de cada persona, el concepto de viaje es diferente:
- Hay grupos de turistas que su motivación es visitar el máximo de lugares monumentales, las zonas comerciales y espectáculos, indistintamente. Suelen inclinarse más por la fama del sitio que en su propio interés personal. Estos son los del grupo ESTAR.
- Hay grupos de turistas que su objetivo es hacerse la foto delante de los lugares más emblemáticos que salen en las guías de los sitios por los que pasan. Estos son del grupo PASAR.
- Hay otras personas que deciden viajar para aprender de los lugares que visitan costumbres diferentes, comidas no habituales en su dieta diaria y descubrir una naturaleza diferente a la que tienen en su entorno de confort habitual. Estos son lo del grupo CONOCER.
En Conyegar nos gusta dar paseos guiados y recorridos de senderismo interpretado que van dirigidos a los del tercer grupo.
Combinamos los comentarios sobre las especies que encontramos en la naturaleza de la zona que recorremos, con debates sobre fotografía y leyendas del lugar, para terminar degustando cocina tradicional de la comarca.

Otoño en Sierra de Gredos

lunes, 14 de noviembre de 2016

Apiario o colmenar tradicional

Hoy he tenido la suerte de visitar un colmenar tradicional, también denominado apiario.
He quedado muy sorprendido por la estructura arquitectónica del mismo.
Como toda construcción tradicional, me transmite nostalgia.

El colmenar se encuentra en una pequeña ladera de monte bajo, resguardado en su orientación sureste por unos matorrales y cercano a un arroyo con caudal constante todo el año. La cercanía al agua es importante para la buena producción de la colmena.
Es una construcción rectangular con cubierta a un agua, realizada en adobe y teja árabe de un poco más de 2 metros de alto, con la entrada para las abejas orientada a naciente. La entrada de acceso al colmenar para el apicultor está orientada al nordeste.
El colmenar alberga 32 colmenas de las denominadas fijistas. Este es el sistema más tradicional de producción de miel y el que más trabajo requiere para su mantenimiento.
La fachada orientada al sureste es donde están las piqueras (apertura para la entrada y salida de las abejas) que tienen forma rectangular con unos 4 cms de altura.


La piquera da entrada a una cámara circular donde en su primera parte se coloca la reina siendo la zona de cría; posterior a esta cámara se encuentran los panales donde se va a situar la miel, quedando cerrada esta galería por una tapa circular de madera.
Estas colmenas de desarrollo circular, se sitúan dentro de la arquitectura del colmenero en posición horizontal con leve inclinación hacia las piqueras, para favorecer la salida de agua y la labor de las abejas limpiadoras. En la que he visitado existen cuatro filas paralelas de 8 colmenas cada una.


El entorno del apiario debe conservarse limpio de malas hierbas para conseguir minimizar la existencia de enemigos.
Este tipo de colmenar es muy atractivo estéticamente hablando, pero tiene dos inconvenientes para la producción de miel:

  • es difícil de comprobar la situación sanitaria de la colonia.
  • Para extraer la miel es necesario cortar los panales y las abejas tienen que reconstruirlos.

Entiendo que para una producción industrial de la miel este sistema no sea práctico, pero para la producción familiar casera, es muy interesante por todo el aura que conlleva el sistema.